De Scratch a Huayra/Linux en el aula (Primera Parte)

Por María Eugenia Nuñez (publicado en el número 65 de la Revista Tuxinfo, páginas 7 y 8)

Desde que me inicié en la aventura de incorporarlas TIC’s en el aula, escucho a gente que aprecio mucho decir: – Los chicos deberían aprender a programar como aprenden a leer y escribir. Mi respuesta siempre fue: – No es lo único que se puede hacer con una compu- y seguía de largo.En lo personal, la lista de “cosas que se pueden hacer con la compu” era bastante extensa. Iba desde escuchar música hasta editar un html pasando por la lectura y el uso de varios medios de comunicación. Digamos que, si algo se me cruzaba por la cabeza simplemente buscaba la manera de hacerlo. Y sí, nunca reparé en que,para la mitad de las cosas que hago, estoy programando.

En agosto de 2013, leí una nota de Ariel Torres que hablaba en este sentido. El artículo circuló por todas las redes sociales recibiendo la aprobación de informáticos y educadores. Del otro lado de la pantalla estaba yo con toda mi resistencia encima, comenzando a preguntarme si todas esas personas tendrían o no razón.Había una sola manera de comprobarlo: hacerlo.

En varias oportunidades había escuchado hablar de Scratch como un entorno propicio para iniciara los más pequeños en la programación y había participado de un taller dado en Flisol por mi colega Aldo Ferrari en el que mostró su potencial.Hasta el momento había visto algunas trabajos hechos por chicos de 9/10 años, no sabía cómo enfocar el tema con mis alumnos de tercer grado.Pero de algo estaba segura, si les resultaba interesante se pondrían a investigar.Pero no todo es fácil cuando uno se pone desafíos. El primer problema fue ver que Scratch no viene instalado en las nets de los chicos, o mejor dicho, está instalado en Windows pero no en Debian con toda la complicación que esto conlleva. Como activista del Software Libre me resistía a esta limitación. Un par de semanas antes había comenzado a probar Huayra/Linux y, habiendo comprobado lo sencillo que era instalarlo, les propuse a los chicos el desafío de instalarlo en sus nets. Obviamente, se mostraron más que interesados, instalar un Sistema Operativo seduce a cualquiera.

La tarea demandó una semana ya que no sólo era instalar Huayra sino también dejar las máquinas operativas. Se organizaron en grupos de a cinco, cada grupo asumió la responsabilidad de lograr que todas sus máquinas tuvieran Huayra/Linux funcionando lo más pronto posible. Primero les expliqué el procedimiento en la pizarra del aula para que pudieran visualizar la totalidad del proceso. Luego, bajamos a la sala de Informática donde les mostré en la PDI una instalación completa desde un pendrive con Huayra Live. Desde el inicio del booteo fui explicando lo que acontecía. Hablamos del disco rígido y sus particiones, de por qué se debía instalar en la partición de Debian, del significado de cada barra del proceso y hasta cómo saber en qué partición debía instalarse el grub. Finalmente subimos al aula, entregué a cada grupo un pendrive y comenzaron a trabajar. Como era de esperar, surgieron las dificultades. En varios casos tuve que formatear la partición de Debian porque el tamaño de la misma no era el asignado en la tabla de particiones. Superado esto, los chicos continuaban la tarea en forma autónoma y ayudándose entre ellos.

Una vez que Huayra/Linux estuvo instalado en todas las máquinas, utilizamos el script de post instalación, disponible en la web de la distribución, para ocultar las particiones a las que es mejor no acceder (disco C de Windows y Sistema de Recuperación) y levantar la partición de Datos a la que se redireccionan las carpetas comunes entre ambos Sistemas Operativos. Por suerte, el diseño de los discos del Plan Conectar Igualdad y del Plan Sarmiento es semejante. Para este paso, los chicos tuvieron que copiar los archivos desde un pendrive e instalarlos utilizando GDebi. También instalaron Mozilla Firefox e importaron los marcadores seleccionados por el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con Huayra/Linux listo, lo primero que intentamos hacer fue instalar SuperTux, juego que los chicos disfrutan mucho. Y no pudimos. Acordé con ellos que investigaría con tranquilidad que podía estar pasando y darles la solución lo más pronto posible. Era viernes, sabía que algunos estaban a la espera de noticias a través del aula virtual. Así surgió el siguiente tutorial.

Con el entusiasmo, nadie reparó en el anuncio del script que avisaba sobre la necesidad de actualizar el Sistema Operativo completo. El lunes siguiente, un pequeño grupo llegó con la noticia de que había realizado la actualización sin dificultad y fueron los encargados de ayudar a sus compañeros. Con esto, las nets estaban en condiciones de descargar e instalar Scratch. Todos estaban muy entusiasmados y no paraban de preguntar cuándo concluiríamos con la tarea.

Y al fin el día llegó. Bajamos a la sala de Informática y, mientras garabateaba en la pizarra, dije: – Abran la terminal de root y escriban.

Srta. Nuñez

Hola Chicos!

Me desperté hace un rato y me quedé pensando en el problema que tuvimos para agregar los repositorios en Huayra ayer para poder instalar, por ejemplo, SuperTux. Acabo de darme cuenta que los repositorios están, solo hay que "despertarlos". 🙂 Para los que se atrevan a hacerlo, pueden seguir estos pasos:

Paradero-Accedorios-Terminal de root
1) Cuando se abre la terminal escribir...

apt-get update

Luego apretar la tecla Enter.
Comenzarán a pasar rápidamente muchas frases, eso significa que nuestra net se está conectando con el servidor que tiene todos los programas para comparar con lo que tiene la netbook. Para saber que ya terminó de buscar todo las letras blancas se detienen y terminan diciendo...

root@huayra:/home/alumnos#

2) En esa misma terminal hay que escribir...

apt-get upgrade

Luego apretar la tecla Enter.
Pasará lo mismo que antes pero esta vez nuestra netbook descargará del servidor los programas que necesite actualizar y luego los instalará. Nuevamente, para saber que ya terminó de instalar todo, las letras blancas se detienen y terminan diciendo...

root@huayra:/home/alumnos#

3) Por último, en la misma terminal, hay que escribir...

apt-get dist-upgrade

Luego apretar la tecla Enter.
Esto sirve para terminar de actualizar algunas cosas que tiene huayra que no se actualizaron antes. Finalmente, para saber que ya terminó de actualizar todo, las letras blancas se detienen y terminan diciendo...

root@huayra:/home/alumnos#

Cerramos la terminal de root y ahora si!!!
Paradero-Sistema-Administración-Centro de Software e instalan lo que deseen.

 

por María Eugenia Nuñez
www.demasiadoalup.com.ar
Eugenia Nuñez en G+
euge_nunez en twitter