No a los estandares duplicados: FSF apoya WebM de Google

La semana pasada, Google anunció que planea eliminar el soporte para el codec de vídeo H.264 en sus navegadores, a favor del codec WebM que recientemente han liberado. Desde entonces, ha habido mucha discusión acerca de cómo este cambio afectará a la Web en el futuro,mientras los estándares de HTML5, como la etiqueta video, maduran.

Aplaudimos a Google por este cambio, es un paso positivo para el software libre, sus usuarios y todos los que usan la Web. Desde hace un tiempo, ver videos en la Web ha estado plagado de peligros. La mayor parte de ella se entrega con Flash, que es software propietario, no estándar. Alternativas de software libres como GNU Gnash están disponibles, pero la experiencia del usuario no siempre es tan sencilla como debería ser.

Cuando se comenzó a esbozar la próxima versión del estándar HTML, HTML 5, el trabajo en la entrega y reproducción de video era una prioridad. Sin embargo, aunque todos están de acuerdo en cómo la etiqueta <video> debe aparecer, no hay acuerdo acerca de cómo ese video debe ser codificado. Microsoft y Apple apoyan H.264, Mozilla y Opera apoyo WebM y Ogg Theora. Durante un tiempo, Google ha estado apoyando todos estos codecs, pero ahora está hecho un paso valiente para soportar los estándares libre y descartar H.264.

Esas son buenas noticias, porque si el video de la web se estandariza en H.264, no será nada mejor que la situación actual. H.264 es un códec de patente gravado, la organización de MPEG LA requiere que los desarrolladores que lo implementan  acepten un acuerdo de licencia de patente. Esta licencia es fundamentalmente incompatible con la libertad del software. Requiere que los desarrolladores restrinjan la manera en que su software puede ser utilizado, y cobren regalías en muchas situaciones.

Con el fin de asegurarse de que la web sea libre para todo el mundo, necesitamos un códec libre para imponerse como el estándar de facto con HTML5. WebM puede ser ese codec: Google ofrece una licencia de patente a la norma que es compatible con las licencias de software libre, e incluso liberó una implementación libre. Lo promueven agresivamente, y su decisión de retirar H.264 es un paso más en esa dirección.

Algunas reacciones a la decisión de Google han sugerido que representa un paso atrás para los estándares en la Web, ya que H.264 es compatible con más hardware y software. Esos comentarios representan un malentendido fundamental de la visión de la Web como libre y sin trabas. Sólo podemos ser libres si rechazamos los formatos de datos que están restringidos por patentes.

Pero la cuestión no está decidida aún. Ahora es el momento para que todos puedan tomar medidas y asegurarse de que WebM realmente vea la aprobación que necesitamos. Para ello, hemos firmado como un partidario del proyecto WebM , y animamos a otras fundaciones y organizaciones a unirse a nosotros, escriba a webmaster@webmproject.org para saber como. Hoy en día, también estamos instando a los operadores del sitio Web para distribuir videos en el formato WebM, y abandonar H.264.

Muy pronto, vamos a renovar nuestra campaña PlayOgg en PlayFreedom, donde nos centraremos en más formas que cada uno puede fomentar la adopción WebM. Usted puede inscribirse ahora para aprender más sobre cómo puede ayudar. Juntos, podemos asegurar que la Web cumple con su promesa de ser libre para todos.