[Comunidad Europea] ‘EU4ALL’, para una educación continua accesible para todos

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, un consorcio europeo formado por 14 socios de 8 países europeos está a punto de finalizar el proyecto EU4ALL, de cuatro años de duración, cuyo objetivo es investigar y desarrollar tecnologías que permitan conseguir que la educación superior y la formación continua sean accesibles para todos, informa la CE.

El consorcio estima que de esta manera las personas con algún grado de discapacidad -un colectivo que incluye a millones de ciudadanos– podrán acceder con mayor facilidad a estudios universitarios o adquirir los conocimientos y las habilidades necesarias para entrar en el mercado de trabajo europeo. El proyecto, con un presupuesto total de 10,5 millones de euros, está financiado en un 70 % por la Comisión Europea (Sexto Programa Marco de Investigación y Desarrollo).

Pese a que los procesos de enseñanza y aprendizaje están empezando a ser atendidos, ofrecidos o complementados mediante el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en muchos de los servicios ofrecidos existen barreras que reflejan una falta de atención a las personas con diversidad funcional, precisamente aquellas para quienes las TIC representan su mejor oportunidad para alcanzar la formación adecuada y desarrollar sus potencialidades.

EU4ALL ofrece a los profesionales de la enseñanza servicios para la atención a la diversidad funcional de los estudiantes, atendiendo a sus preferencias y necesidades, dentro un marco genérico y basado en estándares y desde aplicaciones creadas con software libre. Permite detectar automática y dinámicamente, a través de Internet, las necesidades específicas de cada individuo, sin que éste tenga que volver a seleccionar una y otra vez las opciones más adecuadas a sus características y preferencias.

El proyecto ha analizado los requisitos que se precisan a lo largo de todo el proceso educativo, desde la matriculación hasta la evaluación, orientación profesional y seguimiento del aprendizaje a lo largo de la vida, pasando por la tutorización, apoyos específicos y monitorización, y se han considerado tanto las necesidades de los estudiantes como las de los profesionales involucrados (profesores, administrativos, expertos en atención a las necesidades educativas especiales).

Asimismo, cubre los distintos tipos de discapacidad existentes: visuales, auditivas, motoras y algunas cognitivas como la dislexia. El objetivo es atender la diversidad funcional de todos los estudiantes: desde una persona con sordera profunda a otra que pueda presentar algunos problemas físicos para la utilización de ordenadores y dispositivos. Los servicios ofrecidos son muy diferentes: desde la presentación alternativa de contenidos en diferentes formatos según el tipo de discapacidad, como una descripción textual de una imagen, hasta la asistencia al profesorado en la elaboración de pruebas de evaluación o en la adaptación de los contenidos educativos de un curso.

Los resultados obtenidos no son sólo tecnológicos sino también sociales; EU4ALL pretende dar soporte a las comunidades de prácticas tanto de desarrolladores y proveedores de e-learning como de estudiantes para estimular la creación y el mantenimiento de estos servicios, así como influir en las universidades y otras instituciones educativas, dentro y fuera de Europa, para que ofrezcan este tipo de servicios.

Para las pruebas de validación, EU4ALL cuenta con la participación de algunos de los principales actores que intervienen en el ámbito de la educación superior: la Open University del Reino Unido y la UNED -las dos mayores instituciones de educación superior en Europa con más de 180.000 estudiantes cada una-, así como la Asociación Europea de Enseñanza a Distancia (EADTU) con más de 2 millones y medio de estudiantes. Pero también se han considerado instituciones más pequeñas y con especializaciones muy diferentes, como el Instituto Politécnico de Leiria en Portugal o la Universidad Politécnica de Valencia, así como organizaciones de discapacitados, empresas privadas, proveedores de servicios, desarrolladores de software y centros de investigación especializados.

El consorcio de socios está formado por: la UNED, INDRA y la Universidad Politécnica de Valencia en España; el Instituto Politécnico de Leiria en Portugal; The Open University, la Universidad de York y Tribal Education en el Reino Unido; Fraunhofer Institute of Technology en Alemania; e-Isotis en Grecia; Centre for Social Innovation en Austria; eXact Learning Solutions, la Universidad de Roma “La Sapienza” y Disabled Peoples’ International en Italia, y The European Association for Distance Teaching Universities (EADTU), con sede en Holanda.

 

Solidaridad Digital