[Venezuela] Niños con deficiencias auditivas refuerzan conocimientos con el Plan Canaima

La Unidad Educativa Especial Nacional Libertador, ubicada en Palo Negro, municipio Libertador del estado Aragua, atiende a 43 niños con discapacidades auditivas, quienes fueron incorporados al Plan Canaima, para reforzar las áreas de conocimiento a través de las minicomputadoras Canaimitas.

Este plan se inició en el año 2009 por un convenio suscrito entre el Estado venezolano y la República de Portugal, que permitió el equipamiento de computadoras portátiles en las aulas de clase del primer grado de educación básica en el país.

La Unidad Educativa Libertador es pionera en la implementación del programa tecnológico en todas las secciones de educación básica, desde primero hasta sexto grado, por el beneficio que representa estos equipos para el aprendizaje de niños especiales.

Una de las profesoras de la institución, Yasmely Basabe, quien se dedica al área de informática, explicó que la llegada de los primeros 11 equipos a la escuela generó gran expectativa y entusiasmo entre los alumnos, deseosos de conocer esta herramienta tecnológica.

Por tal motivo, solicitaron autorización para incorporar a los 43 niños y niñas a este programa, que integrado al lenguaje de señas, ha permitido que estos estudiantes puedan hacer uso de la Canaimita y fortalecer los conocimientos adquiridos en las aulas de clase.

“Además de impartir los contenidos del Plan Canaima, hemos agregado las herramientas ofimáticas de software libre para introducir a los niños en programas de computación más avanzados”, refirió.

Las portátiles de los alumnos están conectadas en red con el equipo de la docente, quien monitorea el desarrollo de las actividades asignadas, al tiempo que les aclara dudas a través del lenguaje de señas.

Este plantel atiende a estudiantes de Palo Negro, Santa Cruz, La Carrizalera, Los Hornos, La Ovallera, Magdaleno, Cagua, Paraparal y San Francisco de Asís pertenecientes a los municipios Libertador, Lamas, Zamora y Linares Alcántara.

Andreina Flores, alumna del sexto grado, con 12 años de edad, comentó que la Canaima le ha facilitado el aprendizaje en áreas como lenguaje y literatura, por medio de los cuentos e historias que contiene el programa informático.

“Puedo cambiar expresiones de la cara y las formas del cuerpo en la minicomputadora, además de hacer dibujos y ayudar a mis compañeros de los primeros grados”, agregó.

Esta niña, residenciada en el sector La Carrizalera, consideró que esta herramienta “es divertida, porque podemos aprender mientras dibujamos o leemos un cuento conectados en línea con nuestra maestra”.

Flores manifestó que esta oportunidad tecnológica le ha permitido comunicarse con otros niños que no manejan las señas y por medio de la computadora pueden intercambiar ideas y realizar las actividades asignadas en las aulas de clase.

La señora Alicia Hernández, madre de Andreina, dijo sentirse complacida porque su pequeña ha incrementado su interés por los estudios con el proyecto Canaima, cuyos conocimientos son impartidos en el hogar con el resto de sus cinco hermanos.

“La niña nos ha enseñado en la casa a utilizar el teclado y el ratón de la máquina, por lo que este programa del Gobierno Nacional es excelente y es la primera vez que conozco de esta iniciativa”, dijo.

Dipsy Márquez, otra de las docentes, quien es especialista en dificultades del aprendizaje, sostuvo que la integración de la lengua de señas al Plan Canaima es fundamental, en función de que los niños con deficiencias auditivas puedan aprovechar aún más esta oportunidad.

“Los intérpretes, que en este caso somos las propias docentes, se encargan de explicarles a los niños el contenido del material audiovisual, que trae consigo chistes, cuentos e historietas”, agregó.

En ese sentido, planteó la necesidad de integrar un intérprete a las historias sobre la cultura venezolana, que reseñan nuestros orígenes, de manera tal, que los alumnos puedan enriquecer su experiencia y su conocimiento.

Esta experiencia también se ha implementado en el Instituto de Educación Especial Aragua, ubicado en Maracay, capital, y en la Unidad Educativa Especial Nacional Villa de Cura, en el municipio Zamora, de esta entidad.

La coordinadora de Canaima en la entidad, Rosmaira Istúriz, destacó que estas instituciones educativas han sido dotadas con las minicomputadoras y evaluando la posibilidad de adaptar los equipos a las necesidades de estos estudiantes, en lo que tiene que ver con el teclado, para facilitar su uso.

En este programa educativo participan representantes de la Gobernación de Aragua, Ministerio del Poder Popular para la Educación (ME), Gobernación de Aragua, Zona Educativa, Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (MCT).