[Uruguay] El Proyecto Ceibal hoy

Uno de cada cuatro computadores portátiles entregados gratuitamente por el gobierno uruguayo a todos los alumnos de escuelas públicas hace dos años está roto, en reparación, bloqueado o fue robado, según un informe oficial publicado el mes pasado (22 de julio).

En 2008, Uruguay fue el primer país del mundo en poner en práctica el programa “Un Portátil por Niño” (OLPC, por su sigla en inglés) creado por el científico estadounidense Nicholas Negroponte.

El programa buscaba brindar a niños del mundo en desarrollo un computador portátil con fines educativos y a un precio accesible.

Con este objetivo, el gobierno uruguayo creó el Plan Ceibal que entre 2008 y 2009 entregó portátiles a 380.000 niños —de entre 6 y 12 años— matriculados en escuelas públicas del país.

Ahora, el gobierno uruguayo realizó una encuesta para conocer el estado de los equipos y halló que 27,4 por ciento está fuera de funcionamiento por diferentes razones.

Según la encuesta, el 14,2 por ciento de los ordenadores portátiles está roto; el 6,2 por ciento se encuentra en reparación; 3,9 por ciento está bloqueado; se desconoce el estado del 3,1 por ciento y el uno por ciento fue robado.

En el interior del país, donde los computadores se entregaron en 2008, el 29,9 por ciento está fuera de funcionamiento.

En la capital del país, Montevideo, el porcentaje es 19,6 por ciento, pero los niños recibieron los portátiles un año más tarde. El porcentaje es más elevado en las zonas pobres, donde funciona sólo 66,3 por ciento de las máquinas.

En contextos más favorables, este porcentaje llega a 83,5 por ciento. “Era esperada una tasa importante de fallas, pero no tan alta. Esta constatación hace que estemos revisando aspectos del funcionamiento del Plan y generando medidas que apuntan a bajar esa cifra”, contó a SciDev.Net Fernando Brum, directivo del Plan Ceibal.

Entre estas medidas se cuentan la creación de un centro de llamadas para ayudar a los usuarios con los computadores que se han roto; el aumento de móviles de reparación que ofrezcan servicios en las escuelas; y la reducción del precio de las reparaciones, entre otras.

Además, se han organizado talleres para padres y maestros para capacitarlos en cómo cuidarlos.

“Hay que tener en cuenta que 2010 es el primer año que el Ceibal está operativo en todo el país. Aún estamos adquiriendo experiencia y resolviendo problemas; bajar la cifra de equipos fuera de servicios es uno de los objetivos prioritarios”, concluyó Brum.

Enlace | Resumen del estudio

 

scidev.net