[Paraguay] Un importante paso para salvar la brecha digital

El Poder Ejecutivo acaba de crear la Comisión Presidencial para la Incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) al sistema educativo nacional, como instancia impulsora de la implementación de políticas públicas que garanticen el acceso a las TIC y desarrollen acciones tendientes a la disminución de la brecha digital. Esta decisión constituye un gran paso, no solo hacia el mejoramiento de la calidad del aprendizaje formal, sino hacia la democratización del acceso a la sociedad de la información y el conocimiento.

Hasta la firma de este decreto, el plan de TIC del Ministerio de Educación tenía como objetivo principal el mejoramiento de la calidad de la educación, y en consecuencia del rendimiento de los alumnos. Pero esta visión sesgada de la realidad se centraba en el sistema educativo formal, y dejaba de lado el enorme potencial que tienen las computadoras conectadas a Internet una vez que salen de la escuela y son usadas en las casas y por la comunidad.

Los mismos datos proveídos por el Gobierno hablan de la inmensa necesidad de avanzar en la resolución de la brecha digital. Esta es, explicada sencillamente, la distancia que existe entre quienes tienen acceso a las herramientas tecnológicas y por lo tanto a la sociedad de la información y el conocimiento, y quienes, por falta de recursos económicos –principalmente– o de accesibilidad, están apartados de Internet y tienen así cerradas las puertas a un universo de conocimientos que crece a diario. Ellos son las víctimas de lo que se conoce como “exclusión digital”.

Textualmente, el decreto dice que “la penetración de las TIC en Paraguay es de las más bajas de la región: solamente 6,5% de los hogares cuenta con un computador y el 2,8% con una conexión a Internet. Asimismo, se estima que no más de un 5% de las instituciones educativas oficiales tienen acceso a Internet, que existe una tasa de 185 alumnos por computador y que solamente 1 de cada 10 docentes accede a equipamiento informático”. También menciona que “al comparar al Paraguay con otros países de la región, la evidencia indica que la brecha digital es hoy un factor de alta incidencia en la insuficiencia del desarrollo nacional, y que una mayor disponibilidad de plataformas de acceso a información por medio de herramientas digitales es indispensable para mejorar las oportunidades y calidad de vida de la ciudadanía, y esencial en prevenir que se hipoteque la educación de las nuevas generaciones de niños y jóvenes que impulsarán el desarrollo del Paraguay en las próximas décadas”.

Otro avance concreto que propone este decreto es el de establecer el modelo que se conoce como “uno a uno”. Es decir, una computadora, un alumno; una computadora, un docente. Claramente se expresa que con ello se podrá “mejorar la calidad de la educación y a la vez disminuir la brecha digital”. Si bien el objetivo es una computadora por alumno y por docente, la meta concreta planteada por el actual gobierno, cuando fenezca su mandato en el año 2013, es que haya una computadora por cada dos alumnos, lo cual sería ya un avance enorme en comparación con la actual relación de una computadora por cada 185 alumnos.

La nueva disposición incluye, además, una aclaración no menor: se emplearán preferentemente soluciones de software libre y de código abierto. Esto significa no solo menor costo e independencia de grandes corporaciones monopólicas, sino un paso más hacia el incentivo de la investigación, la creatividad y el aprendizaje colaborativo.

El modelo de abordaje de las TIC que propone hoy el Gobierno coincide con el que se aplica en Uruguay y que se conoce allí como “Plan Ceibal”. Este país, miembro del Mercado Común del Sur, se ha convertido en el primero en el mundo en proveer una computadora con conectividad a Internet en propiedad a cada uno de sus alumnos, de forma gratuita. Uruguay ha ofrecido su apoyo al Paraguay para avanzar en su modelo de implementación de TIC y, coincidencia o no, el decreto fue firmado el mismo día en que el presidente uruguayo, José Mujica, se reunió con su par paraguayo, Fernando Lugo. En su visita a Paraguay, Mujica dijo que “ninguna batalla es más importante que calificar a nuestro pueblo y al cerebro de nuestros muchachos. Quedaremos sometidos si somos pueblos ignorantes y seremos libres por encima de los fusiles, si somos capaces de que los latinoamericanos entiendan que en el lenguaje de la ciencia está el lenguaje de la liberación”. Para no quedar fuera de la plataforma de información y conocimiento que significa Internet, es precisamente que el Gobierno debe impulsar con todo entusiasmo las políticas de implementación de TIC.

Este decreto sienta las bases de una nueva política y pone las metas, con un cambio de enfoque que indica que el Gobierno llegó a la conclusión de que a través de los niños puede educar y permitir el acceso a la información y al conocimiento a sus familias y comunidades. Y es un paso previo hacia el gobierno electrónico, que utiliza las TIC para lograr un sistema más transparente y participativo. El siguiente paso, y es urgente darlo, debe ser buscar las fuentes de financiación para poner manos a la obra inmediatamente.

 

abc Color