[España] “El dinero que se gasta en software libre se queda aquí y encima se destina a desarrollar tecnología de alto nivel”

La Free Software Foundation Europe se dedica a impulsar el software libre como medio para alcanzar la democratización de la tecnología informática frente a los intereses de las grandes empresas. Su presidente, Karsten Gerloff ha visitado Euskadi para promover esta iniciativa.

¿Cómo se encuentra el movimiento del software libre en el País Vasco?

En Euskadi hay un buen número de activistas del software libre, aunque todo el mundo trabaja de una manera desconectada. Lo que queremos hacer es favorecer la coordinación entre ellos, unir sus fuerzas y compartir sus experiencias. La gente que he conocido son profesores de universidad y hackers que actúan de manera desconectada entre sí. También hemos estado en el Gobierno Vasco y hemos hablado del software libre en otros países de Europa, como por ejemplo en Alemania donde existe una migración muy bien planeada. También los casos de Francia y Bélgica, en donde existe mucha cooperación entre municipios y entidades públicas para desarrollar el software libre de manera compartida.

¿Se trata de evitar el control por parte de las grandes compañías como Microsoft?

Con el software libre se trata de dar libertad al usuario. Es una filosofía que parte de la libertad de uso del software para cualquier aplicación, compartir los programas y las mejoras con otros. Para mejorar necesitas contar con el código fuente de los programas. En definitiva, es la libertad en la sociedad de la información. El software libre se ha convertido en un modelo alternativo en la red hasta el punto de que el 60% de todas las páginas webs se hacen a partir de software libre. Hay que tener en cuenta que el software no sólo está en el ordenador, sino en los coches y electrodomésticos. El software es como el bolígrafo del siglo XXI que nos sirve para que podamos escribir, comunicar y controlar. Si tienes un software privado te falta información.

¿Con el software libre puede haber un mayor desarrollo del sector de las TICS?

Con el software libre existe una base común en la que cada uno puede realizar sus aplicaciones. Basta coger el 80% o el 90% del software libre para que cada uno pueda hacer su versión. Si realizas un programa y tienes la suerte de convertirte en proveedor puedes ganar dinero como la hacen la mayoría de las empresas. Se puede ganar dinero con el software libre como proveedor de usuarios y adaptando los programas a sus necesidades. Más del 80% de lo que se gasta en Europa en software se centra en servicio y en desarrollo.

¿Cual es el más desarrollo del software libre?

Nosotros somos una organización que representa los intereses del software libre a nivel político, que se dedica a difundir su utilización y a la construcción de redes. Somos una iniciativa europea y, aunque la sede está en Alemania, trabajamos en toda Europa. Tenemos equipos en diez países. Yo suelo ir con mucha frecuencia a la sede de la UE en Bruselas o a las Naciones Unidas en Ginebra, en donde está la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, donde se elaboran las normas de la sociedad de la información para que no entren en colisión con el uso del software libre. Normalmente, no hay ninguna dificultad, pero existen algunos problemas cuando las instituciones públicas convocan concursos públicos para comprar el software a determinadas marcas, sin que puedan intervenir las empresas libres. Eso no se puede hacer legalmente. Lo que se trata es de buscar soluciones a los problemas que se presenten y ahí, puedan concursar tanto empresas privadas como libres. Eso no se hace muchas veces y hay concursos públicos que van en contra de la ley.

¿Qué es la FSFE?

Somos un grupo de unas 30 o 35 personas que trabajamos en la red de manera voluntaria. Tenemos personas que desarrollan el software libre y que ponen mucho énfasis en ser independientes de cualquier compañía y grupo. Por eso, nos financiamos sólo por donaciones. La gran mayoría de nuestros socios son individuos o pequeñas y medianas compañías que trabajan por el software libre. Nuestro objetivo es explicar como el software tiene relación con la libertad en la sociedad de la información. El software libre es una herramienta de la libertad en la sociedad del conocimiento.

¿Han tenido presiones?

Somos una organización que tiene la misión de meterse en el debate político y, por eso, hay presiones. Así, es como funciona la política.

¿Pretenden ser un lobby?

Si, un poco. Lo que hacemos es tratar de influir en el proceso político y dar la información que necesitan los políticos para la toma de sus decisiones y acuerdos.

¿Sin embargo, un movimiento como éste tendrá también sus reglas de control?

Gran parte de nuestra vida cotidiana gira en torno a un software y si no es libre nosotros no podremos controlarlo, sino los propietarios de los programas. Para los Estados es también una cuestión de soberanía. Normalmente, la gente que trabaja con el software libre da gran importancia a la seguridad y a la privacidad, por lo que no necesitamos de un sistema de vigilancia total. Asimismo, también existe una dependencia de la propiedad intelectual porque las licencias libres te dan el control que te permite decidir que todo el mundo pueda utilizarlo.

¿Cual es el nivel del software libre en el Estado?

Es muy alto, aunque depende de las regiones. En Euskadi, hay algunas iniciativas muy buenas, pero todavía el sector público no ha creado un cierto nivel de demanda. Existen pymes que trabajan en el software libre, pero hay que ir a Andalucía o Extremadura, donde consideran que es la segunda oportunidad para modernizarse, para ver como está la situación en el Estado. Hay un potencial tremendo tanto por parte del sector público, como por el privado. El dinero que se gasta en software libre se queda aquí y, encima se destina a desarrollar tecnología de alto nivel, mientras que de los 100 euros que se invierten en comprar una licencia de Microsoft, Oracle etc., veinte euros se quedan aquí y los restantes 80 van a Estados Unidos.

 

noticiasdeGipuzkoa.com