[Tucumán] Facilitan internet inalámbrico para 14 escuelas de la zona rural

El programa se llama Computadoras por la paz, y apunta a acercar las nuevas tecnologías de la información (Tics) a la educación en zonas vulnerables de América latina; a que la computadora sea para el maestro una herramienta, y no un rival. La iniciativa en la que son socios la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la Fundación de Atención para la Niñez (FAN), de Colombia, llegó a Tucumán, y viene a cubrir un doble bache: el de la falta de conectividad (no tienen ni teléfono ni señal de celular, en muchos casos), en una zona de orografía complicada del norte tucumano y la capacitación a docentes en las lides de la tecnología al servicio del aprendizaje.

Ayer, la colombiana Luz Botero, de FAN, Catalina Jack, de la CAF, y un grupo de capacitadores del programa se reunieron con la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, y con el legislador José Alberto Cúneo Vergés, que impulsó el vínculo inicial con la CAF. Ese encuentro fue el corolario de tres jornadas de trabajo (que se suman a otra capacitación que hicieron el año pasado) con la población beneficiaria del programa: son 14 escuelas ubicadas a la vera de la ruta 305 que concentran a una comunidad de 2.400 alumnos.

Era algo que ya habíamos vivido en Colombia, trabajando con poblaciones muy vulnerables“, dijo Luz Botero, de la FAN. “Computadoras por la paz apunta a desarrollar la educación con equidad y calidad; que la tecnología sea una herramienta para la equidad. La propuesta consiste en que el niño disfrute del aprendizaje; para ello, tenemos un parque de software libre, que le permitan al docente desarrollar procesos de aprendizaje colaborativos en las distintas disciplinas; que pueda convertirla a la tecnología en una aliada“, añadió.

Por su parte, Cúneo Vergés explicó que la iniciativa se financia con el aporte de la CAF (un subsidio no reintegrable de US$ 120.000 y una contraparte del 20 % del Gobierno provincial). Añadió que la empresa Sensys ganó la licitación para realizar el servicio de conectividad, y que este deberá estar resuelto en un plazo no mayor de 60 días.

Por la CAF, Catalina Jack destacó que el programa se basa la capacitación (a cargo de la FAN), en la conectividad y en la donación de los equipos que hizo la CAF en un comienzo. En cuanto a la provisión de computadoras, la realidad en las 14 escuelas es diversa: algunas tienen una sola PC, y otras ya muestran un parque ampliado, provisto por distintos programas nacionales. Lo que faltaba era la conexión a internet. Y más computadoras (aceptan donaciones; Botero dijo que una Pentium II basta para correr el software que aporta el programa).

Octavio Médici, de la dirección de Informática de la Provincia, destacó que la conexión será inalámbrica, con lo cual se proveerá a las escuelas de conexión de datos y de telefonía, con un nodo central que estará en la Secretaría de Educación, y que se usará sistema wi-fi.

Lo primero que se logró fue que el docente le perdiera el miedo a la computadora, que pudiera verla como una herramienta más, que él puede utilizar según sus necesidades; y el proceso de exploración que le permita apropiarse de esa tecnología“, coincidieron los capacitadores de FAN, y agregaron que igual actitud vieron en muchos chicos.

Por su parte, Magdalena Godoy, del Ministerio de Educación de Tucumán, destacó como un elemento atractivo de ese programa el que los maestros rurales de Tucumán hayan podido ver que docentes de una región de alta vulnerabilidad como es Colombia “hayan logrado amigarse con la tecnología, como lo han hecho por este programa“.

 

La Gaceta