[Ciudad de Buenos Aires] Adopción de Software Libre en la escuela Aequalis

Transcribimos a continuación los comentarios que Marcos Guglielmetti enviara a la lista de correo de Gleducar tras una charla/presentación que realizara en la escuela Aequalis de la Ciudad de Buenos Aires.

El martes 24 de noviembre tuve el agrado de dar una charla sobre Musix  GNU+Linux en la Escuela Aequalis, organizada por el profesor de informática Alvar Maciel, con quien nos conocimos en un accidentado viaje hacia Junín.  Todo surgió del hecho de que Alvar vio que vestía una remera de SOLAR –  Crisol 2008, con lo cual nos pusimos a hablar y me comentó de la adopción de  software libre que se está realizando en ese establecimiento educativo desde  marzo de este año.

Allí, en la escuela Aequalis, se intentó primero adoptar Ubuntu para luego  confiar las PCs a Tuquito GNU/Linux: dado el amplio soporte comunitario en  castellano y siendo una distribución de origen argentino era una opción  bastante coherente con la política progresista del lugar.

La charla introductoria a Musix GNU+Linux para profesores de música del lugar  cubrió las expectativas de los asistentes y quedaron planteadas nuevas  reuniones para el año que viene, dado que piensan usar el sistema operativo  100% libre para grabar audio y demás actividades relacionadas con el arte de  decorar el tiempo.

Pero más allá de eso quería destacar lo que ocurrió luego: llegaron los  estudiantes de informática de 12 años de edad y comenzaron a mostrarnos sus  juegos programados por ellos mismos en las PCs, todas soluciones diferentes, chicos y chicas contentos y entusiasmados por el hecho de poder utilizar la computadora para algo creativo. La escuela está completamente convencida del  camino a seguir mediante el software libre, se tiene un apoyo total por parte  de los directivos y el profesor de informática trabaja duro para potenciar la  creatividad en los estudiantes, formando personas que sostengan la visión de que el mundo es modificable.

Si es cierto que el lenguaje de programación regirá cada vez más nuestras vidas, es crucial sumar iniciativas como estas en todas las escuelas del país. Antes del plan de adopción de software libre los estudiantes aprendían solamente a usar el privativo Word de Microsoft y cosas por el estilo: ahora son todos pequeños programadores con más posibilidades de desarrollarse en el mundo de la sociedad de redes.

Nunca en mi vida vi gente tan feliz con el hecho de programar software libre, algo que se nota en la sonrisa de los docentes.

 

Marcos Guglielmetti