[Brasil] Libertad, ciberigualdad, humanidad

En Bento Gonçalves, ciudad de 100.000 habitantes en el meridional estado brasileño de Rio Grande do Sul honra desde su nombre al líder de la independentista Revolución de los Farrapos, librada entre 1835 y 1845 bajo la consigna de “Libertad, igualdad, humanidad”.

En una reunión de delegados de todo el mundo que concluyó el viernes 31 de julio, otros revolucionarios, esta vez desarmados, proclamaron ideales similares.

La Novena Conferencia Mundial sobre Computadoras en la Educación, que concluyó este viernes, tuvo como tema principal “Educación y tecnología para un mundo mejor”.

Congregó a 650 expertos en educación y tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de 44 países. Además, hubo casi 500 participantes de diferentes partes de Brasil.

Organizada por la Federación Internacional de Procesamiento de la Información (IFIP, por sus siglas en inglés), la Conferencia contó con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Red de Información Tecnológica Latinoamericana, los ministerios brasileños de Ciencia y Tecnología y de Educación, la Secretaría de Educación del gobierno del estado de Rio Grande do Sul, y varias universidades y empresas de este país.

La Conferencia buscó “unir la computación con las personas que se dedican a la educación, lo que genera una chispa” de creatividad, dijo Franco Simini, profesor de ingeniería biomédica en la uruguaya Universidad de la República.

“Si es bien utilizada, la tecnología puede potenciar una nueva tendencia de aprendizaje colaborativo. En el futuro, toda educación será una combinación de aprendizaje a distancia y enseñanza cara a cara”, sostuvo.

El objetivo es que haya “educación terciaria para todos”, así como en el último siglo se apuntó a una educación primaria para todos, dijo.

Las experiencias y resultados de la conferencia serán difundidos mediante la publicación de un manual con pautas sobre el uso de las TIC en la educación, así como de artículos en revistas profesionales y de investigación.

Las sesiones también fueron transmitidas en vivo por Internet, permitiendo participar a personas de todo el mundo.

“Algunas personas actúan, otras observan”, dijo Maximira André, del Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul.

“Las personas activas vinieron a la conferencia a aprender, a compartir, a hacer nuevos contactos y descubrimientos”, agregó.

En cuanto al tema del encuentro, André señaló: “Un mundo mejor, sí. ¿Pero mejor para quién?”.

Según Simini, en la declaración final “se habla mucho sobre ‘solidaridad digital’, pero esto simplemente puede significar ‘caridad’. Con nuestra historia de egoísmo y competencia, ahora la humanidad tiene la posibilidad de usar las TIC para la inclusión, y para un mundo más igualitario”.

La profesora Gleice Moreira, del Núcleo de Tecnología Educativa del norteño estado de Acre, sostuvo que la Conferencia es “una maravillosa oportunidad de descubrir experiencias positivas en otras universidades y diferentes países”.

“Es también una ocasión para organizar intercambios y esfuerzos colaborativos”, agregó. Le asombró “la presentación de la agencia especial de Estados Unidos (NASA)”, detallando las opciones de acciones cooperativas. “No sabía que era posible participar de actividades con ellos. Quiero hacer algo en Acre y ya hice el primer contacto para conseguirlo”, dijo entusiasmada.

El software libre (programas de computadoras que pueden ser usados, copiados, distribuidos y modificados libremente) es una tendencia valiosa para la educación, pues amplía el acceso a las aplicaciones de las TIC, opinó Moreira. “El software libre realmente llega a la gente” excluida, aseveró.

En junio, el gobierno de Brasil distribuyó computadoras en escuelas rurales. Sus alumnos ven y manejan computadoras por primera vez, relató Moreira.

“Cuando un padre vino a la escuela a buscar a su hija y ella le mostró lo que estaba haciendo, su primera reacción fue ‘¡no puedo pagar una computadora!’. La maestra le explicó que era gratis y entonces quedó asombrado”, dijo.

Entre las innovaciones presentadas en la conferencia estuvo la tecnología “háptica”, el estudio de la interacción humana con el ambiente exterior a través del tacto.

Un proyecto del King’s College de Londres, dirigido por Margaret Cox, está desarrollando guantes especiales que producen información sensorial desde ambientes virtuales tridimensionales para entrenar a estudiantes de odontología, enfermería, medicina y veterinaria en las delicadas habilidades motoras que requieren ciertas técnicas específicas.

La IFIP, creada por la Unesco en 1960, ha organizado estas conferencias cada cuatro años desde 1972. Los participantes suelen ser activistas apasionados con el uso educativo de las TIC.

Este año, como en su edición previa, la Conferencia fue el ámbito para redactar la Declaración de Bento Gonçalves, que será colocada en Internet para sumar comentarios, debates y modificaciones por parte de todos los actores concernidos en esta temática.

“Queremos que sea un documento vivo”, dijo el presidente de la conferencia, Sindre Roesvik, director de educación del norteño municipio noruego de Giske.

“Más de 200 delegados, asistentes y coordinadores han contribuido con ese texto, que se dedica explicar cómo conseguir que las cosas se hagan, en lugar de decir qué se necesita hacer”, describió.

En al uso de la tecnología en la educación para mejorar el mundo “ésta declaración es quizás la más completa. Su prioridad es su uso político. Todos pueden utilizarla para cabildear ante las autoridades”, dijo Roesvik.

El documento estará disponible en línea en la dirección http://www.ifip-tc3.net “en unas semanas”, sostuvo.

El borrador distribuido en el encuentro cubre ocho grandes cuestiones, enfocadas en acciones concretas en el ambiente del aprendizaje, investigación, contenidos curriculares e iniciativas, con el fin de servir a estudiantes, profesores y comunidades cooperativas.

Desde una perspectiva global, se presentó una actualización de la iniciativa “Una laptop por niño”, exhibiendo el Plan Ceibal de Uruguay, que ha entregado gratuitamente 200.000 computadoras portátiles a otros tantos niños y niñas, y un plan del gobierno australiano para distribuir ordenadores a escuelas indígenas en el Territorio del Norte.

Esta revolución silenciosa que pone las TIC al servicio de la democracia digital puede llegar más lejos que la Revolución de los Farrapos.

 

costaricahoy.info