Los programas de la compu, la historia que nos han vendido

Conozca las mentiras que nos han dicho y aprenda como soltar las cadenas invisibles que nos han colocado.

Este artículo nace con la idea de apoyar a las personas que sienten que saben poco y nada de computación y, sin embargo, ya sea por trabajo o diversión, necesitan conocer un poco más. Específicamente, me referiré a la posibilidad de abandonar Windows, olvidarse de los virus, cambiarse a una aplicación libre, gratuita y de fácil acceso.
 
Muchas personas utilizan Windows, en alguna de sus versiones. Generalmente, no saben por qué, ni tampoco se lo preguntan, es como el cielo azul, se ve azul y siempre ha sido azul… “¿para qué complicarse con otra cosa, no es mejor usar lo que siempre se usa? Mis archivos los dejo en el escritorio o puedo hacer una carpeta y guardar mis fotos; a veces se pone lenta la compu, pero no importa, porque igual puedo escribir el documento… sí, a veces se bloquea, pero la reseteo no más… y si me da mucho problema, lo llevo donde “el flaco” que sabe, me cobra 100 pesos y me la deja como nueva. Igual, le tengo que pasar un pendrive para que me guarde los archivos, las fotos y la música…” Lo anterior lo he escuchado miles de veces… ¿Le parece conocido?
 
El punto es que existe un mundo allá afuera; siguiendo con el tema del cielo azul, existe un universo… empresas que hacen programas, los venden y luego se unen con otras empresas que ensamblan computadoras, para vender juntas sus productos, así llegan a usted, diciéndole “esto es lo que queres y esto es lo que necesitas, no hay otra cosa“. Algo parecido a “la tierra es plana, si te alejas, te vas a caer” y esto ha sido por años… Estos hilos, de alguna forma, siempre están presentes, desde la marca de la notebook que compró, la de la impresora y, obviamente, del sistema operativo que está ocupando. En otras palabras, le han mostrado solo parte de la realidad durante todo este tiempo, solo para que usted siga prefiriendo “el estar así no más“. ¿Por qué es esto importante? Uno se acostumbra a que las cosas tengan problemas y ese acostumbramiento cierra los ojos ante el poder que tenemos de crear nuestras propias soluciones, limpias, personalizadas y no “de segunda mano“.

Costos:

El optar por el software libre es más económico y no por eso de menor calidad, lo cual es poco usual, ¡pero es cierto! basta con que cotice cuánto le cuesta “que le instalen el word”; ¿en los comercios se puede ver publicidad donde “ofertan” MS Office a $ 300 ¿Y si puede conseguir una herramienta, que pesa 6 veces menos, hace prácticamente lo mismo y es gratis? ¿Cuánto tiempo pierde por el tema de las infecciones? No solo hablo de “mandar a que lo limpien”, sino también del tiempo que pierde al estar funcionando más lento la computadora y también por lo que pierde revisándola constantemente, porque el antivirus es un programa que está permanentemente funcionando (Los programas son como niños pequeños que requieren la atención de la madre… mientras más hijos, menos tiempo tienen la mamá de hacer otra cosa; el antivirus es un hijo que le está preguntando, a cada rato, “por qué”. Es un hijo más que, en el caso de Windows, usted necesita para sentir que está protegido)

Instituciones:

En educación existen sistemas completos, o sea, desde que usted enciende la computadora, pensados para el aprendizaje y son ambientes libres, vienen con programas precargados, desde educación inicial, primaria hasta media, con procesadores de texto (Sí, “como el Word…”), planillas de cálculo (Sí, “como el Excel”), presentaciones (Sí, “como el Power Point”) reproductores de música, navegadores de internet… todo viene ya instalado y ocupan menos espacio que todo el Windows (pero sin los virus y sin tener que cargarle todos los programas aparte). Al usar programas privativos se está entregando clientes de por vida a las empresas que los comercializan. Detrás de todo esto, hay un tema de flexibilidad mental, de pensar, de imaginar que existe otra alternativa que se ve trunca al momento de imponer el uso de soluciones de pago.
 
El verdadero impedimento, tiene que ver con lo que significa aprender algo que -a fin de cuentas- no es nuevo, pero sí distinto.

Mentalidad:

Desde sus inicios, varios programas libres han desarrollado ideas como escritorios múltiples, los que adiestran a un pensamiento más ordenado y multitarea, tal como se trabaja actualmente. Sin embargo, la mayor cantidad de las personas están acostumbradas a trabajar en un solo ambiente y a guardar todo en “el escritorio”. No hay necesidad de tener todas las ventanas en un solo ambiente pudiendo trabajar en ambientes separados, que marcan distintos contextos.

En resumen, seguridad, estabilidad, flexibilidad y todo lo anterior… es gratis. Solo cuesta el hecho de que usted piense en que existen opciones…

 

adaptado a partir de Softwate libre: Sobre las Mentiras que nos han dicho