Brasil tendrá la primera ciudad del mundo con una computadora por cada alumno

La ciudad brasileña de Piraí, en el estado de Río de Janeiro, será a partir de agosto la primera ciudad del mundo en tener un computador por cada alumno en toda la red municipal de enseñanza, medida que afectará a un total de 6.200 escolares.

Así lo aseguraron hoy las autoridades del municipio tras confirmar la adquisición de 5.500 nuevos computadores portátiles de pequeño tamaño que serán entregados en las 21 escuelas públicas de Piraí según un acuerdo del Gobierno del estado de Río de Janeiro y la empresa Intel.

La iniciativa forma parte del proyecto Piraí Digital, iniciado en el año 2004 para convertir esta pequeña localidad de poco más de 25.000 habitantes y cerca de 500 kilómetros cuadrados en una “ciudad digital” en la que se promueva la inclusión en las nuevas tecnologías así como una educación más interactiva y colaboradora.

De este modo, los 5.500 nuevos computadores se unirán a otros 700 que ya fueron entregados en una primera fase del proyecto y cuyo precio de adquisición para el municipio fue de 700 reales por unidad (unos 360 dólares).

Una de las coordinadoras del proyecto, la profesora María Helena Cautiero, destacó precisamente los resultados de esta etapa embrionaria en la escuela en la que fueron distribuidos los computadores.

Así, según Cautiero, el colegio Profesora Rosa da Conceiçao Guedes duplicó en apenas dos años su evaluación en el Índice de Desarrollo de la Educación Básica (Ideb) al pasar de 2,2 puntos hasta 4,8 puntos.

En esta fase inicial del proyecto Piraí Digital, que cuenta con una inversión de 5.280.000 reales (unos 2.720.000 dólares), se llevó a cabo también la cobertura de la totalidad del municipio con una conexión de banda ancha sin cable.

En este sentido, el vicegobernador del Estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, afirmó que si ha sido posible implantar esta iniciativa en una ciudad “con una topografía tan complicada como la de Piraí, es posible hacerlo en el país entero”.

Pezao animó además al Gobierno brasileño a exportar el modelo de Piraí como un ejemplo de que “es posible cambiar la educación del país”.

Por su parte, Cautiero explicó también que la utilización de los ordenadores se realizará sobre la base del software libre.

Cautiero aseguró que no se trata de una cuestión de gustos sino filosófica porque “no se puede realizar un proyecto de inclusión digital con software propietario”.

Según la coordinadora, esto abre la puerta además a un incremento en la creatividad y la participación de los propios ciudadanos y fomenta “un alumno que contribuye a crear y desarrollar y no se muestra pasivo ante la enseñanza”.

Para la profesora, encargada de la parte educacional del proyecto, los nuevos ordenadores “son apenas una herramienta que permiten convertir al estudiante en coautor de conocimiento”.

El vicegobernador manifestó por último su intención de expandir el programa Piraí Digital para que alcance al millón y medio de alumnos de la red de enseñanza pública de todo el estado, para lo cual ya se están haciendo los cálculos del coste de los computadores.

 

soitu.es