[España] Un colegio virtual

(Vizcaya) ¿Se imagina entrar en un programa informático al final del día, ingresar una clave y saber qué ha comido su hijo en la escuela, las fechas de sus exámenes y sus últimas notas?

Fernando Lecanda posa en el aula de informática del Colegio Europa.Ello es posible gracias a un software libre que se implantará en el colegio getxotarra Nuestra Señora de Europa -con 750 alumnos de entre 3 y 18 años-, a iniciativa de su nuevo director, Fernando Lecanda. El sistema fue creado por Sonia Díez, hija de los propietarios, y fundadora de la escuela Internacional Torrequebrada de Marbella, donde se introdujo hace 5 años con excelentes resultados.
Experta en e-learning, ha recibido varios premios por innovación educativa. «El ejercicio de la mayoría de nuestras profesiones sería inimaginable sin las nuevas tecnologías y en cambio, en la Educación seguimos como hace 40 años», sentencia la profesora y psicóloga.
Varias investigaciones demuestran que los resultados escolares mejoran en un 20% cuando se introducen las nuevas tecnologías en la enseñanza. Por eso, la nueva dirección del centro getxotarra se ha marcado un plazo de tres años para implantar el programa, que suprimirá el papel como medio informativo.
Las circulares y avisos a los padres se convertirán en e-mails o pop-ups y, con ello, se ahorrarán unas 700 hojas por semana. Además, los padres adquirirán la responsabilidad de acceder «a un lugar común donde reciban la información».
La inversión del centro en el sistema alcanzará los 200.000 euros, pero se ahorrará un 30% de la factura anual de teléfono y entre un 50 y un 70% de los gastos en papelería. No obstante, el programa «no se quiere imponer, sino que se dará libertad a los padres para decidir», explica Sonia Díez.
La iniciativa se les explicará en unas jornadas de puertas abiertas y los que lo deseen sólo necesitarán una cuenta de correo electrónico y una clave para adentrarse en la Intranet.
A partir de entonces, accederán fácilmente a diversos contenidos educativos como la programación del curso o los refuerzos on-line. Podrán también consultar informes diarios de cualquier aspecto relacionado con la vida escolar de sus hijos, como por ejemplo, si ha llegado tarde.
 

Apuntes y caligrafía

Pero toda la comunidad educativa tiene un hueco en la plataforma digital. Un ejemplo es que los profesores marcarán en las listas quién no ha acudido a clase, y la responsable del comedor accederá a los datos y podrá organizarse mejor en función de los comensales.
Por otro lado, los estudiantes podrán visitar aulas virtuales y pinchar en contenidos -vídeos, libros- adecuados a su edad y a su programa de estudios. Los materiales se ofrecerán en euskera, inglés y castellano. «Lo importante es que es un sistema muy sencillo. Puede utilizarlo cualquiera», explica Lecanda. Claro que esto no supondrá la eliminación de los apuntes en las aulas, ya que también son necesarios para trabajar aspectos como la caligrafía.