Argumentos en favor del Software Libre en las aulas

Por René Mérou

En este artículo expongo algunas reflexiones sobre las dudas más frecuentes que he oído y, examino nueve de sus características, para responder a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las principales ventajas del Software Libre en la educación?

1- Es abierto.

Eso significa que los alumnos pueden aprender mirando programas que están siendo muy utilizados en el mundo real. La curiosidad del alumno puede ser satisfecha. Puede mirar las partes del programa que le interesen, y comparar luego con otros programas relacionados. El único límite es el propio alumno y el tiempo que aconseje el profesor dentro de la asignatura.

Lo que más se utiliza

El más repetido argumento en contra del Software Libre en las aulas es que se debe enseñar aquello que se va a encontrar el futuro trabajador en su mundo laboral. Y no niego que son sinceros muchos de los que lo mantienen, pero no es más que un error de enfoque.

Estamos hablando de formación en las escuelas e institutos, aunque también es válido para las universidades. En las aulas no se debe enseñar a utilizar un software de una marca particular, lo que se debe enseñar es a utilizar las clases de aplicaciones que existen (procesadores de texto, hojas de calculo, simuladores matemáticos…) y los conceptos en los que se apoyan.

No se trata de saber manejar el procesador de textos de determinada marca sino, saber manejar procesadores de textos en general. Saber trabajar con tablas, escribir distintos tipos de documentos, etc. Luego, al salir al mundo laboral, si se sabe eso, tanto da que sea minoritario el procesador que se encuentre en su lugar de trabajo, puesto que la adaptación será fácil. Es más, si se ha formado usando versiones de Software Libre, luego suele resultar más sencillo el paso porque son mejores desde el punto de vista educativo como se verá en este documento.

2- Se puede modificar

Los alumnos de asignaturas informáticas pueden proponer diferentes soluciones para programas habituales e intentar implementarlas. Cada alumno a su nivel, claro, pero interactuando con el mundo real (que el profesor puede haber simplificado si lo estimó necesario), pueden tener la satisfacción de haber contribuido detectando un error o programando una pequeña mejora.

¿Difícil de usar?

La dificultad de uso es una de las contras más repetidas. Un profesor me exponía su punto de vista diciendo que si debía enseñar una asignatura en la facultad, quería tener algo "transparente" debajo de sus aplicaciones. No quería saber absolutamente nada, ni del sistema operativo, ni de ninguna otra aplicación. El sistema operativo no debía hacerle perder tiempo, ni darle ningún problema; ni a él, ni a sus alumnos.

Pues bien, eso en informática es irreal. No existe. Todos los sistemas operativos tienen problemas. Recuerdo un buen ejemplo para el caso: Los antiguos Macintosh® a los que no se podían tocar las tripas. Eran muy "transparentes", el hardware es todo del mismo fabricante, con la misma marca, pero, a veces, salía una bombita y quedaban colgados irremediablemente y era necesario reinicializarlos. Ni siquiera los "intocables" Macintosh® estaban a salvo de los problemas. La diferencia con sistemas operativos más abiertos, como el actual Mac OS X® de Apple®, es que dan más posibilidades a los que saben. Hay más posibles soluciones a los problemas, sólo hace falta buscar un poco más. Y en nuestro caso una mayor estabilidad bien demostrada.

Si ello conlleva que no tengan experiencia resolviendo las normales incidencias, creo que está equivocado y pierde parte de la ventaja del Software Libre. Mi experiencia personal en el mundo de la informática es que, en general, consiste en "resolver situaciones", encontrar soluciones a los problemas que van saliendo hasta llegar al objetivo marcado. Cuando he enseñado informática he dado mucha importancia a que los alumnos aprenda a resolver problemas por sí mismos. Negarles el conocimiento derivado de esas experiencias puede ser negativo para su futuro.

La transparencia no es desconocer todo de los programas que están debajo y que todo funcione perfecto. La verdadera transparencia consiste en poder mirar y ver todo lo que está pasando, y aprender de ello hasta el punto de poder encontrar los errores o poder mejorarlo.

3- Tiene un precio inigualable.

El precio del Software Libre es una de nuestras grandes bazas, tanto en la compra de la licencia como en el mantenimiento. No hay organización mundial capaz de ser más productiva que miles de personas en todo el mundo colaborando con altruismo. Todas las empresas de software tienen que vender sus productos. Y el núcleo de la cuestión es que cada año, o dos, o tres, tienen que sacar una nueva versión para vender. Si no, su modelo se viene abajo. Da igual que no sean muy diferentes las nuevas versiones, si no las venden, no pueden salir adelante. Y eso lleva a cosas como que no puedan mantener las versiones viejas y que aparezcan muchas de las incompatibilidades con las versiones anteriores.

Nuestra producción no depende exclusivamente de las ventas. Se puede vender alguna aplicación, sí, pero son mayoría las que no se venden, sino que cuestan sólo los gastos de transporte. El Software Libre crece, la mayoría de las veces, por el placer intelectual (y el reconocimiento profesional) de los que lo elaboran. Y el resultado es que aparecen correcciones y mejoras continuamente, a una velocidad impresionante. De esta forma, el software es mucho más barato, lo que significa una ventaja competitiva clara.

Si para nosotros elegir Software Propietario es caro, en el caso de los países pobres es inaccesible. Los "regalos" de Microsoft a las escuelas de países que se plantean usar el Software Libre, son un caramelo envenenado. No es más que un engaño transitorio para mantener su estatus de monopolio el máximo tiempo posible, con el mal que eso representa para el estado que lo acepta. Y eso en el caso de que el montante del “regalo” sea positivo, porque encima de intentar perpetuar el monopolio, mucho me temo que nos están haciendo las cuentas del gran capitán cuando es Microsoft que dice lo que valen las licencias que “regalan” a cambio de comprar las que sí debemos pagar.

Que USA, o más bien su gobierno actual, permita que continúe el monopolio en su país o incluso sus embajadores presionen en otros países, como hizo con Perú, no es para sorprenderse, pero sí es rechazable. Y sobretodo es rechazable la manipulación y lavado de imagen que nos intenta vender un monopolio mundial como una generosa empresa que se preocupa por nuestro futuro tecnológico regalándonos licencias.

JPG - 62.2 KB
Anjuta IDE
Anjuta IDE es un completo entorno de programación para C, C++ y otros lenguajes. Digno de ser tenido muy en cuenta por los profesores que enseñen programación.

4- Sigue el modelo científico

El modelo de producción del Software Libre es análogo al de producción de la ciencia. La ciencia avanza proponiendo soluciones abiertamente, exponiéndolas al análisis y a la crítica de la comunidad y mejorando progresivamente con las aportaciones de más calidad. Y este es exactamente el modelo de crecimiento del Software Libre. Los productores exponen sus programas a la comunidad que los crítica, adopta o mejora con otras aportaciones. De la misma manera que el científico publica un descubrimiento, el programador publica su código; y, si se convierte en un estándar, gana mucho prestigio profesional.

Hablando de divulgación en las aulas, ¿qué mejor modelo de software para enseñar en las escuelas que el Software Libre, que es el único que puede ser llamado, con propiedad, Software Científico? [Véase referencia Ricardo Galli y Llorenç Valverde] No hace falta que tenga la exclusividad en el ámbito de la enseñanza; siempre es bueno conocer de todo un poco, pero este modelo no debe faltar.

La experiencia de usar Windows en los hogares es diferente de la experiencia de usar Linux. Con el Windows, los recuerdos más impactantes suelen ser las experiencias de matar virus (demasiadas veces), instalar parches, cracks, reconfigurar y reinstalar el sistema y quizás alguna experiencia de programación. En el caso del Linux, se suele recordar el haber dedicado tiempo a configurar y afinar el sistema, leer manuales, instalar aplicaciones especiales y compartir soluciones. Son mayoritariamente recuerdos relacionados con el aprendizaje. En Windows también hay aprendizaje, pero ganan por mayoría las tareas, más o menos oscuras, de mantenimiento (que no servirán en la siguiente versión).

Cuando se habla de ciencia, es importante no olvidar la divulgación y en este aspecto GNU/Linux destaca claramente ante Windows.

5- Facilita la participación

Los programadores del Software Libre son un ejemplo de cooperación entre muchísimas personas de todo el mundo, la mayoría de las cuales ni se conoce. Se trata de un nuevo modelo de desarrollo que surgió con Internet. Programar o participar en cualquier actividad, como las de la escueta lista a continuación, es implicarse en alguna medida en proyectos que están en marcha.

Se puede colaborar de muchas formas: Producir iconos, encontrar errores y comunicarlos al grupo de trabajo, traducir un manual, resolver las dudas planteadas en listas de correo, adaptar programas, añadir formularios o funcionalidades…

Todo ello es dar salida a las ganas de los alumnos de participar en el mundo real y conlleva el enriquecimiento de uno de los factores más importantes de la divulgación. Al implicarse en algún proyecto aumentan su interés, y con ello potencian su aprendizaje.

6- Se propaga por todo el mundo

El hecho de que en todo el mundo se esté contribuyendo al crecimiento del Software Libre representa una bocanada de aire fresco para la informática. La "filosofía" del Software Libre se muestra innovadora en muchas de sus facetas.

Por ejemplo, tiene efectos análogos al modelo de ciencia "de siempre", donde un descubrimiento en Grecia, es un descubrimiento que bien puede servir para todos los lugares del mundo, sean pobres o ricos. Quien contribuye al Software Libre está innovando para todos, incluido el tercer mundo, donde es más oneroso pagar las licencias.

Colaborar en el mundo del Software Libre es una forma de altruismo que hace que el alumno se relacione y se implique con la sociedad que le rodea, no sólo en su formación como futuro profesional, sino también en su educación como persona.

No es una ONG

Esta "filosofía" de cooperación del Software Libre, no debe ser vista como un problema para la imagen de un centro educativo. No se trata de enseñar usando Software Libre para que los alumnos salgan con mentalidades al estilo de la ideología okupa. El centro puede tener la tranquilidad de que en las asociaciones de usuarios de Software Libre participan personas de todo tipo, la mayoría es gente del mundillo de informática. Unos de derecha, otros de izquierda, unos simples usuarios, otros docentes o profesionales de la informática, hay de todo. En el fondo, la informática es tan solo una herramienta.

De todas formas, hay muchas voces hoy en día que afirman, que la informática puede convertirse en un obstáculo, como lo pudo ser antes el analfabetismo. Por ese motivo, es importante no dejar que las nuevas generaciones queden marginadas de la formación en informática, que tiene tan rápida evolución. Es precisamente el carácter científico del Software Libre, lo que le convierte en la punta de lanza como modelo de desarrollo, y a la vez, le proporciona una estrecha relación con la divulgación, y por tanto, con la enseñanza.

7- No necesita vender versiones para subsistir

El sistema de producción basado en la venta de licencias del Software Propietario tiene unas implicaciones naturales, tanto para la enseñanza como para el resto del mundo. Por ejemplo, si una lengua es minoritaria, la empresa productora de software puede no estar interesada en invertir en la traducción. Y el problema está en que, como el fabricante tiene los derechos, nadie puede hacer la traducción sin su permiso.

Este ejemplo se hizo realidad con la traducción al catalán del Windows 98. La Generalitat de Catalunya tuvo que pagar 80 millones de pesetas(divisas) como única solución. Esta inversión se demostró poco efectiva cuando se vio que era sólo valida para una versión y para las siguientes era necesario volver a pagar pagar. Actualmente Microsoft, en sus malabarismos de generosidad anti-Linux, dice que la versión catalana saldrá al mismo tiempo que la española. Habrá que verlo pero, ¿picaremos con su generosidad? Y en todo caso, esta nueva política de la multinacional de Redmond se debe a la presión del Software Libre.

Además del problema con la lengua, hay que tener en cuenta la necesidad de adquirir nuevas versiones cada poco tiempo, a pesar de que sean pocas las novedades. Es verdad que en algunos casos proponen actualizaciones a un menor precio pero, resulta chocante porque, cuando se desea actualizar un programa (como pudiera ser el Quanta) en Linux (Gentoo) sólo hay que decirle emerge —update quanta. El sistema lo baja de Internet, lo prepara y lo instala sin más intervención del usuario.

No es tanta la diferencia entre versiones. Ya usábamos editores de texto con correctores ortográficos en ordenadores con CPUs 8088, con sólo una disquetera de 360KB. De esto hará unos 16 años. Sí, ya sabemos lo poco que cuesta tener las siguientes versiones por lo mucho que está extendido el uso pirata de los programas pero, ¿es ese realmente el modelo de civismo que queremos que tengan las nuevas generaciones? ¿Preferimos que respeten sólo una parte de las normas civiles basándose en si las infracciones son más o menos perseguidas? Éste no es el modelo correcto ni para la enseñanza ni para la Sociedad de la Información.

Volviendo al tema de las versiones, si un profesor quiere utilizar una función que no está bien implementada, o está mal documentada, se encuentra ante un problema de difícil solución, en el mundo del Software Propietario. Todos hemos utilizado alguna vez una función que debería ir bien pero, que no lo hace, lo que nos obliga a dar un "rodeo" para conseguir el resultado deseado. Para alguien que sabe programar, cuando se trata de Software Libre, la solución consiste en examinar las líneas del código de la función, para conocerla mejor o para mejorarla. Y si alguien quiere añadir una funcionalidad o un idioma a un programa, nadie se lo va a impedir.

8- El Linex ha sido un éxito

La Junta de Extremadura fue la primera en introducir a gran escala el Software Libre para las escuelas en España. Ahora disponemos de su experiencia, no empezamos desde cero. Ya que el modelo se basa en la cooperación y en el enriquecimiento mutuo, compartiendo las experiencias, podemos aprovechar mucho de la labor de los extremeños. Y a la vez, lo que nosotros mejoremos podrá ser utilizado por otros, aunque sólo sea una simple traducción o añadir un pequeño formulario.

Gracias al ahorro en licencias, la Junta de Extremadura afirma que ha podido invertir más dinero en ordenadores, llegando a tener suficiente cantidad como para que haya uno para cada dos alumnos. Por otra parte, dicen que la calidad de la enseñanza en Extremadura está destacándose como una de las mejores en concursos europeos a pesar de ser de las regiones más pobres de España. Más información en GNU/Linex.

Los controladores (drivers)

A pesar de que cada vez hay más controladores, algunos critican que todavía quedan periféricos y componentes de Hardware que no funcionan con Linux. O critican que no aprovechan todas las posibilidades, o que tardan un poco más en tener disponibles los controladores basados en Software Libre.

Una buena solución es mirar bien e informarse antes de comprar. De hecho, esta práctica es aconsejable incluso para sistemas privativos tan actuales como Windows Vista, sistema en el que no funciona una buena cantidad de hardware; quizás incluso funciona un número menor que con Linux. La razón es que para este sistema sólo los fabricantes pueden crearlos, y no siempre están dispuestos a hacerlo, sobretodo cuando se trata de modelos antiguos.

Otra solución para probar si los dispositivos tienen ya controladores disponibles en utilizar un CD de Linex o del Knoppix[[o podes probar nuestra distro. Ambas distribuciones pueden arrancar en el ordenador desde el lector de Cds sin tener que tocar el Disco Duro. Finalmente, no hay que olvidar, que es el consumidor el que debe exigir al comprar los equipos, que dispongan de controladores.

9- La implementación puede ser gradual

Tenemos multitud de programas libres que se pueden utilizar tanto en Linux como en Windows. El cambio puede ser paulatino.

Se puede hacer con un poco de arte, adaptándose a las posibilidades de cada caso concreto. Por ejemplo, es posible empezar por instalar el OpenOffice para Windows, con la ventaja económica que eso representa frente al MS Office, y añadirle algunas aplicaciones más, como el Mozilla (que contiene un navegador, cliente de correo y chat). Mozilla es notablemente más seguro que su equivalente de Microsoft, Internet Explorer y Outlook. También es posible utilizar el KDevelop para enseñar a programar en C++. La adaptación al Software Libre que sigan los profesores puede servir de ejemplo para los alumnos en sus propios ordenadores en casa y de experiencia para responder a las dudas que vayan apareciendo, la informática del instituto no tiene por qué ser un mundo separado de la informática de casa.

Cuando se instala el sistema operativo Linux, éste no elimina el arranque de Windows. Se puede particionar el disco duro e instalar Linux en una de las divisiones para que arranque cuando sea seleccionado y sin perturbar lo que tengamos en las otras. De esta forma se puede enseñar con los dos sistemas operativos instalados en el mismo ordenador.

Por otra parte, los centros que lo instalen pueden plantear sus dudas en los numerosos foros y listas de correo. Son muchos los que dedican tiempo a ayudar a resolver dudas, forma parte de nuestro modelo de desarrollo. Seguro que podrán encontrar ayuda con un poco que busquen.

La situación actual es que ya existen profesores de colegios e institutos que quieren dar sus clases utilizando el Software Libre y lo están intentando. Los alumnos hace tiempo que muestran curiosidad. Por tanto, es el momento para que nuestras asociaciones de usuarios ayuden a quien esté dando el paso.

Conclusión

Mi conclusión es que esta instalación es un paso factible, responsable, económicamente ventajoso y divulgativamente muy interesante.

¡Y sobre todo necesario!

PS: Este artículo es una adaptación del original por René Mérou realizada por ITLiC (Impulsores de Tecnologías Libres de Córdoba)